La restauración es uno de los sectores de mayor crecimiento en los últimos años. El turismo y, como consecuencia, el sector de la restauración, siguen siendo la palanca de crecimiento de la economía de la Comunitat, prueba de ello es que representa el 25% de nuestro PIB.  Este enorme potencial, sin embargo, puede perderse debido a la falta de profesionalización. “En este momento el gran reto es contar con un  sector fuerte y más profesionalizado”, ha señalado Oscar Carrión, director del Máster en Dirección de Restaurantes y FB Hotelero de Florida Universitària Business School.

El sector actualmente está muy atomizado. El 70% del pastel de la gastronomía lo asume la restauración individual. Generalmente son microempresas que luchan cada día para sacar su operación adelante. El problema es que las grandes cadenas han aterrizado con fuerza en este sector y han elevado tanto el nivel de competencia que es necesario formar a los profesionales para sobrevivir. “Muchos hosteleros se han concienciado que sus negocios necesitan un ingrediente más para su día a día: La gestión. Tradicionalmente hemos cocinado y servido muy bien, pero ya no es suficiente. Ahora es necesario manejar los negocios de hostelería como empresas, introduciendo nuevas herramientas de control de gestión, dirección estratégica, dirección de personas o de comercialización”.

Conscientes de esta nueva realidad, Florida Universitària Business School imparte el Máster en Dirección de Restaurantes y FB Hotelero, un posgrado destinado a profesionales del sector que necesiten impulsar sus negocios, a través de nuevas herramientas de gestión. “Con este máster revolucionamos los negocios de la restauración”, ha destacado Carrión.

Cómo pasar de hosteleros a empresarios

El máster reúne un equipo de profesionales especializados en gestión de restaurantes, un programa avalado por universidades que proporciona un conocimiento de gran valor al sector. “Lo importantes es que se trata de un máster que desde el primer minuto aporta al alumnado las herramientas que precisa en cada una de las áreas de negocio. Por ello, logramos una transformación importante en el hostelero, que pasa a convertirse en empresario”, ha asegurado.

Para lograr este proceso de transformación, el equipo de profesorado ayuda a su alumnado a establecer objetivos para sus negocios, que sepan definir su target y cómo incrementar su ticket medio. Entre los objetivos también destaca el análisis de las tendencias del entorno, conocer las acciones de su competencia y aprender a gestionar equipos. Con estas claves, los establecimientos logran establecer sus debilidades y diseñar un panel de control de objetivos para fijar dónde quiere estar en un periodo de tres años.

La negociación con los proveedores, de sus precios, verificar la entrada de mercancía, disponer de fichas de producción en cocinas. Hay sistemas como la recta de regresión que nos permiten avanzarnos a las ventas que vamos a tener. “Para conocer todas estas variables es imprescindible la figura del directivo y nuestro máster les prepara para ello”, ha añadido.

Soluciones inmediatas

Oscar Carrión asegura que a través de este posgrado “los profesionales logran soluciones inmediatas” a los problemas estructurales que arrastran sus negocios. Otra de las ventajas son –a su juicio- las sinergias que se logran a través del networking. “El alumnado crea grupos muy potentes que les permiten mejorar su productividad, gracias a las experiencias reales que se transmiten de unos a otros”, ha indicado.